Hermes 2008 d.C., Hugo Burgos

Hermes 2008 d.C., Hugo Burgos

Statement del Artista

Hermes, el dios griego protector de viajeros, de fronteras y de espacios intermedios, se convierte en la metáfora para reflexionar sobre la incorporación de tecnologías mediáticas en la construcción  de la subjetividad humana en el siglo XXI. El autor plantea que los medios o media no solo son canales, tecnologías, o contenidos, pero interfaces maleables que construyen memorias individuales y colectivas, reproducen/distribuyen procesos culturales en redes globales, y son el vínculo inmaterial de los individuos con el mundo externo y consigo mismos. Como indica el autor, “en algún espacio del éter electrónico existimos como bits y ondas electromagnéticas en transición, como Hermes, cruzamos múltiples fronteras sin desvanecernos”.

El artista utiliza tecnologías mediáticas de uso cotidiano como son pantallas de video, reproductores DVD, computadoras, internet, sensores de proximidad, cámaras de vigilancia, y controladores de videojuegos -todos camuflados- para crear espacios vacíos en donde la interacción del público con los interfaces/objetos crean la obra. A diferencia de lo que ocurre con las industrias de medios, que construyen sujetos potencialmente pasivos, esta muestra depende de la existencia de un público activo y crítico.

La muestra busca que el público cuestione su relación con medios e interfaces, y por ende se cuestione a sí mismo. Para ello deberá hablarle a un grupo de flores electro-mecánicas, descifrar su sombra en un paisaje televisivo, observarse cuando navega el internet, aprehender el sentido de las tragedias a un nivel microscópico, dejar su marca en un blog pre-digital, y ponerse en los zapatos de alguien más -por mencionar algo de lo que verá en la muestra.

En este sentido, la muestra plantea una visión más plural de la relación que tienen los individuos con los medios. Históricamente las tecnologías mediáticas han sido consideradas como artificiales y opuestas al sentido de ser humano. En el año 2008 podemos establecer que las personas son naturalmente artificiales, como Hermes, existen en las mediaciones e interfaces que generamos a cada instante.